miércoles, 9 de abril de 2008

La animación, uno de los mejores caminos para llegar a los niños

Está comprobado que contar historias a los niños a través de la animación es una excelente manera de comunicarse con ellos. Supone entrar en su lenguaje y en su mundo, creando personajes a los que escuchan y de los que aprenden, sin esfuerzo alguno y con todo el interés por su parte. Por eso estas iniciativas suelen resultar muy exitosas.

En los medios de comunicación, destacan proyectos como “Sara y las goleadoras“, un cortometraje producido por Black María Studios, que anima a las niñas a hacer deporte jugando al fútbol, enseñándoles lo divertido que puede llegar a ser constituir un equipo y salir a jugar habitualmente. Además, este cortometraje ha recibido el premio “Cortometrajes por la igualdad”, y ya está en proyecto realizar la versión televisiva. Por cierto que esta empresa, Black María Studios, ha trabajado con agencias de publicidad como MacDiego o Publip’s, ofreciéndoles sus servicios para crear producciones animadas. Y es que en publicidad, en los anuncios, también funciona la animación para hacer campañas dirigidas al público infantil. Ejemplos como el de las breves historias del Equipo Actimel de Danone, o el spot de Puleva Max Energía y Crecimiento, en el que varios personajes viven la aventura del conocimiento. Visto y comprabado: los niños nos escuhan y prestan más atención si nos metemos en su mundo y usamos la animación, y además, así es cómo mejor comprenden nuestro mensaje, sea de índole educativa o comercial.

Fuente: El Chupete