martes, 9 de febrero de 2010

La función de los juguetes en los niños

En el siguiente artículo el Doctor en Psicología de la Universidad San Pablo CEU, Amable Cima, nos explica la función que deben tener los juguetes en los niños de hoy.


La función principal de los juguetes es hacer que los niños aprendan

Desarrollar la creatividad, contribuir a la socialización y, sobre todo, hacer que el niño aprenda. Éstas son algunas de las funciones principales del juguete, un elemento imprescindible en la vida del niño, pero que, mal elegido, puede ser incluso perjudicial para el correcto desarrollo de los más pequeños.
Entre los 3 y los 6 años, el juguete del niño tiene que tender al desarrollo emocional y las consecuencias del juego deben permitir al niño aprender algo.
Según explica el Doctor en Psicología de la Facultad de Medicina de la Universidad CEU San Pablo, Amable Cima, “el juguete cumple una función inicial, y es que la creatividad del niño se desarrolle; por lo que no deben ser ni muy complejos, ni muy elaborados, ni destinados sólo a una única función”. “Los juguetes muy elaborados limitan la creatividad del niño; y al final, los juguetes más caros acaban en un armario y los niños se divierten con una caja de cartón”, recuerda Cima, que subraya la importancia de que el juguete “no perjudique el desarrollo psicológico y emocional del niño: un videojuego de violencia destinado a los adultos, por ejemplo, en manos de un niño puede influir negativamente, porque no distingue bien entre realidad y ficción”.


Así, entre los 0 y los 3 años, explica el profesor, los niños necesitan “juguetes que contribuyan al desarrollo de lenguaje y que aumenten tanto su psicomotricidad como los aspectos neuropsicológicos (atención, concentración y memoria)”. Es decir, juegos con luces, sonidos y colores, que interactúen con el niño.
La etapa comprendida entre los 6 y los 11 años, necesita “juegos más complejos, que impliquen conductas elaboradas que desarrollen hábitos positivos, sin perder nunca de vista que jugar es aprender; es enfrentarse a situaciones distintas que exigen una respuesta”.


Libertad para elegir
Respecto a la tradicional clasificación de juguetes para niñas y juguetes para niños, Amable Cima recuerda que “los niños pueden y deben jugar con lo que les dé la gana”, siempre que sea adecuado a su edad. “No supone ningún problema que una niña quiera jugar con un tanque, o que un niño juegue con muñecas”. Para los niños, el estereotipo tradicional no existe o no tiene importancia –explica Amable-que subraya que la distinción de juguetes es producto del estereotipo de los adultos. “El problema es que la sociedad es muy hipócrita, y si un niño de cinco años pide un castillo de muñecas, por ejemplo, sus padres se van a preocupar por lo que puedan pensar en el colegio sus compañeros”, apunta Cima, que asegura que desde el punto de vista práctico, hay que dejar que los niños jueguen con lo que quieran.
Fuente: universia.es

1 comentario:

Mundo dijo...

Creo que todos los juguetes que les he comprado a mis hijos durante este tiempo atienden a los parámetros que se comentan en este magnífico artículo.
Para el desarrollo de la imaginación le compré a Mr. Potato, y para el desarrollo psicomotriz Luci Musical Sensaciones. También ha tenido juegos con plastilina como Mi Heladería Mágica o el Elefantito.
Para los que no conacan estos juguetes dejo aquí unos links:
Potato> http://bit.ly/aICVov
Luci Musical>http://bit.ly/9EiHMS
Heladeria Magica> http://bit.ly/91gRaH
Elefantito>http://bit.ly/9BQQIg