miércoles, 19 de mayo de 2010

Blancanieves


Todos recordamos a Blancanieves y los 7 enanitos como una de las películas por excelencia de Disney, pero cierto es que su origen se remonta al cuento de Blanca Nieves (en alemán, Schneewittchen), que es el personaje central de un cuento de hadas mundialmente conocido. La versión más conocida es la de los hermanos Grimm y su relato titulado Blanca Nieves y los Siete Enanos. La versión típica tiene elementos como el espejo mágico y los siete enanos (o duendes).


Antecedentes del cuento
En el Siglo XVI, en el libro de Giambattista Basile llamado Pentamerone o Lo cunti de li cunti, aparece la historia de Lisa, una niña que con siete años se clava un peine mágico y se queda inconsciente. Toda su familia la da por muerta y la ponen en un ataúd de cristal. Con el paso de los años, todos ven como la joven inconsciente crece hasta ser una bellísima adolescente. Una prima lejana, celosa de la belleza de Lisa, decide acabar con ella. Rompe el ataúd y agarra a Lisa del pelo, pero sin querer le arranca el peine, y la joven retorna a la vida. A esta versión aún le faltan elementos como el príncipe, los enanos y el espejo, pero tiene otros que serán importantes e inspirarán la versión que hoy se conoce.


Adaptación de Disney
En 1937, Walt Disney Pictures estrenó la primera película de animación: Blanca Nieves y los Siete Enanitos, basada en el cuento de los hermanos Grimm. Como en el cuento original, una malvada Reina, celosa de la belleza de su hijastra, ordena su asesinato, pero la joven huye y encuentra refugio en el bosque junto a siete enanos.

Análisis de los Valores que aparecen en el cuento
Lo mejor del cuento
-- Excelente cuento sobre la envidia y su maldad.
-- Muy conocido. Útil para enseñar cosas nuevas a los niños.

Lo menos bueno
-- Excesivamente centrado en la belleza y la apariencia física.
-- Sólo se obra respecto a la belleza: la madrastra siente envidia, el príncipe se enamora.

Valoración

Blancanieves es un cuento simpático y entretenido, con muchos elementos que han pasado a la historia cultural, como el espejo mágico, los 7 enanitos o la manzana, pero desde el punto de vista educativo es un poco simple, y muestra en Blancanieves una imagen muy desfasada para la niñas de hoy, la de la bella y frágil princesita.Aunque es correcto en los juicios de "bueno/malo", y asocia la envidia con su maldad, parece más recomendable por pasar un buen rato y mostrar algo propio de nuestra cultura, que por su valor educativo.




Fuente: cuentosparadormir.com