jueves, 6 de mayo de 2010

Los nuevos programas musicales infantiles de la TV


En poco más de un mes hemos visto como diversas cadenas de televisión han creado programas cuyos protagonistas son los niños.

Primero, empezó Intereconomía TV con Bertiniños, después le han seguido A3 con Quiero cantar y Tele 5 con Cántame una canción.

¿A qué se debe esta repentina fiebre por hacer programas de niños para niños y padres? Quizás, con la esperanza de obtener un buen share en estoa tiempos que corren, parece que los niños son siempre rentables en televisión.

Dejando a parte el programa Bertiniños, ¿qué imagen vemos que reciben los niños que participan en estos dos nuevos programas musicales infantiles? Vayamos uno por uno:

Cántamen una canción, de Tele 5. Según la propia web la cadena, un grupo de veintinueve niños de entre 6 y 13 años se suben en cada gala al escenario para demostrar ante el gran público que poseen voces prodigiosas y son capaces de imprimir su sello personal a algunos de los grandes éxitos de la historia de la música. En este nuevo programa, presentado por Pilar Rubio, no habrá expulsiones ni nominaciones; el niño con mayor talento será considerado el ganador.

Viendo un video de la última gala, parecen niños de 21 años más que de 10, no se advierte esa inocencia natural en ellos, y la calidad musical es mejorable.

Quiero cantar, de Antena 3. En la web del programa, leeemos que dos grupos de niños formarán los dos equipos del programa. Cada noche ambos equipos se enfrentarán en un espectacular “cara a cara” musical compuesto por las mejores canciones de la historia reciente de la música, en sus diferentes estilos. Estas interpretaciones son TOTALMENTE EN DIRECTO, tanto en la voz como en el acompañamiento musical que corre a cargo de la ORQUESTA DEL PROGRAMA. Cada gala tiene un premio colectivo al mejor equipo de la noche. De esta manera los niños compiten por equipos con el objetivo de fomentar el trabajo en común, el compañerismo, las estrategias colectivas. Así mismo, el programa premiará cada noche también al mejor intérprete de cada equipo.
Nos encontramos con niños de 7 años hasta chavales de 17 y el horario de emisión no es muy de recibo: A las 22 h muchos niños ya están durmiendo, sin embargo. La calidad musical es mejorable, y sí más inocente y natural que en el programa de Tele 5. Cada gala se desenvuelve en un ambiente más familiar donde los padres están presentes en las actuaciones de sus hijos y antetodo se trata de niños que cantan, no de un concurso.