jueves, 10 de junio de 2010

Hablamos con Laura Dursi, antigua componente del Grupo Nins



En la foto de arriba, Laura, (la 1ª empezando por la derecha), en su etapa Nin, y en la foto de abajo en la actualidad.


“Con cariño, paciencia y tolerancia se logra mucho más que con exigencias y normas estrictas”
Laura Dursi es de origen argentino y formó parte del Grupo Nins a finales de la década de los 80. Está casada y tiene una niña de 7 años: Valentina. En la actualidad reside en Torrelodones, (Madrid) y ha creado su propia empresa de pasteles por encargo y por las fotos que cuelga sobre sus pasteles y repostería artesanal en su blog, el tema promete: http://www.bynona.blogspot.com/ : Diseño y decoración de pasteles, galletas y dulces.


¿Cómo llegaste a ser miembro del Grupo Nins?
La verdad, no se si es por que han pasado muuuuchos años ya, o por la manera tan especial que tenía, y seguro sigue teniendo Marta de hacer que todo pareciera un juego, pero no recuerdo exactamente como llegué a formar parte del grupo Nins. Fue a través del colegio Teresianas de Ganduxer de Barcelona. Para mi, los recuerdos de la coral de Teresianas, donde éramos un montón de niñas alborotando jugando y cantando...los de las actuaciones y también los del musical "Con una peseta".... los de las tardes de los viernes en que íbamos con Anna, Ariadna, Gloria y Reyes al estudio de Marta, (con las super-merendolas incluidas) son como un todo, algunas veces éramos cinco, otras... no se, treinta... , a veces estaban los mayores del musical también...unas veces éramos los Nins, otras la coral, a veces el musical...según lo que tocara...o así lo recuerdo yo.
-De Marta Minguella, fundadora del grupo, ¿qué aprendiste de ella, tanto a nivel musical como humano?
Hace unos días, viendo por You Tube una entrevista que le hacían a Marta, en la que contaba algunas cosas de su vida, me di cuenta de cuán poco sabía de Marta Minguella, fue extraño, porque mi sensación, es de conocerla bien, de toda la vida, aunque me fui de España a los 11 años y ya no había tenido noticias hasta hace poco (que retomamos el contacto gracias a Facebook), en cuanto supe de ella, para mí fue como si no hubiera pasado el tiempo. Pensando un poco más en el asunto, me doy cuenta de que en realidad, se todo lo que me hace falta saber sobre Marta, es lo que puede ver una niña de 11 años , lo que ella transmite, que es su esencia y que nadie mejor que un niño puede apreciar, es una persona especial, diferente.
De ella he aprendido que cada uno tiene algo especial que darle al mundo, también he aprendido que con cariño, paciencia y tolerancia se logra mucho mas que con exigencias y normas estrictas, que quizás no funcionen bien para todos. Aunque un grado de orden y disciplina sea necesario siempre para sacarnos el máximo partido.
-¿Qué suponía para tí formar parte de los Nins? ¿Cómo era un día normal en el estudio de grabación?
Para mi, fue una etapa inolvidable, llena de emociones y experiencias hermosas, formar parte de algo tan bonito y especial fue muy enriquecedor.
Los días en el estudio de Marta eran una fiesta, el viernes era el mejor día de la semana, hacíamos unas merendolas geniales, nos reíamos mucho con las anécdotas que Marta nos contaba y entre risas ensayábamos...
-En los festivales infantiles donde concursabais, ¿existía rivalidad con otros grupos o era todo lo contario?
No recuerdo la sensación de competir con nadie, solo íbamos a cantar y bailar, con los nervios previos y las ganas de que todo saliera bien, creo que teníamos suficiente.
Nunca tuvimos problemas con los demás niños, siempre había muy buen ambiente entre todos.
-Cuéntanos alguna anécdota que recuerdes con cariño en el estudio de grabación o en alguna actuación en TV.
Creo que fue unas navidades, Marta nos había preparado en el estudio un montón de regalitos, cuando llegamos nos encontramos todas las cosas ordenaditas sobre unas sillas como las de los directores de cine con el nombre de cada una de nosotras impreso en ellas...
Tengo muchísimos recuerdos lindos de esa época, pero la mayoría son un poco difusos para contarlos por escrito, me hace falta un reencuentro con Marta y las chicas, que espero que se pueda dar pronto, para ordenar la memoria.
-¿Qué diferencias crees que existen entre los niños de ahora y los de hace, por ejemplo, 30 años?
No sabría decirlo, la verdad, creo que las diferencias se encuentran más en la sociedad en la que vivimos ahora, que en los niños. Estos no hacen más que adaptarse a aquello que los rodea. Me parece que todo avanza demasiado rápido y por ende, parece que ellos también crecen más rápido de lo que lo hicimos nosotros.
Creo que tienen demasiada información que procesar y poco tiempo para hacerlo, que se les exige demasiado...pero bueno, esa es mi impresión, nada más...
-Los padres de hoy, ¿también han cambiado? ¿Qué ha cambiado en la manera de educar?
Supongo que si, todo cambia constantemente ¿no?...por lo mismo que decía antes, el mundo va muy rápido, parece que todos corremos detrás de algo todo el tiempo, que siempre se hace tarde, y al final, ese tiempo se lo terminamos robando a los niños, pensando que ya habrá otro momento más adelante... . Supongo que después intentamos compensarlos por ello y quizás no siempe de la forma más adecuada...pero también hay cambios positivos creo yo, poco a poco se va prestando más atención a la parte emocional de los niños y se les respeta más en general...hay más dialogo y la educación se va haciendo más "democrática" por decirlo de alguna manera
-Como madre de familia, nos gustaría que nos comentaras algún consejo a los padres de hoy sobre cómo tratar a sus hijos.
Creo que a los niños ¡hay que quererlos mucho!
Quererlos mucho, para mi, significa, no solo respetar lo que ellos son, sino ayudarlos a desarrollarse en toda su capacidad, sin interferir con nuestras expectativas. Ayudarlos a conocerse para que sepan elegir el mejor camino, aunque no sea el que nosotros hubiéramos pensado. Creo que son sabios....y si nosotros los respetamos, ellos nos respetan y respetan al mundo que los rodea..
Hay que darles muchos besos, decirles muchos te quiero, y eres maravilloso, para que sepan que siempre estaremos ahí, pase lo que pase. Que se sientan seguros para experimentar y descubrir por su cuenta...creo que los límites se van estableciendo solos si se logra actuar de esta manera la mayor cantidad del tiempo (todos somos humanos...pero esto ellos también lo entienden....). Y bueno, no es que sea un consejo, porque no me siento capacitada para darlos, es simplemente lo que yo creo e intento hacer por mi hija. Aunque no siempre sale todo tan bonito, se pueden ir haciendo ajustes sobre la marcha, ir aprendiendo... los hijos al final, son los que más nos hacen replantearnos las cosas y crecer.

-Ya has firmado el manifiesto de la Fundación Nins, “Soy un Niño”. ¿Por qué crees que la gente debería firmarlo?
Porque hace falta que nos recordemos entre todos, cosas que por obvias y sencillas, a veces damos por hechas, cuando en realidad olvidamos velar por su cumplimiento...Cuantas más veces se repita un mensaje y más gente tenga acceso a el, más posibilidades de que seamos conscientes de su importancia y hagamos algo al respecto.

Muchas gracias Laura por tu atención.