jueves, 10 de diciembre de 2009

Un clásico para volver a ver en estas Navidades: ¡Qué bello es vivir!

Por si en estas fiestas de Navidad no sabéis qué película ver en familia, un clásico que no falla nunca: ¡Qué bello es vivir! Una película que la puedes ver una y otra vez sin llegar a cansarte.

El argumento
En plenas fechas navideñas, George Bailey (James Stewart), un honrado y modesto ciudadano que siempre ha ayudado a sus vecinos, intenta suicidarse para evitar el escándalo que se va a producir debido a la desaparición de una importante suma de dinero. George cree que nada podrá hacer para que todo acabe en manos del ávaro banquero Henry Potter, y que quitándose la vida aliviará no sólo su sufrimiento sino el de su querida esposa Mary y familia. Pero en el último momento Bailey es salvado por Clarence, su viejo ángel de la guarda.


La película y su protagonista

La interpretación de James Stewart en el papel del generoso, abnegado y sacrificado George Bailey, que renuncia a sus sueños de gloria personal para devenir un filántropo, entregado al servicio de su familia y de la comunidad de Bedford Falls, y que sufre una terrible crisis existencial, que le llevará hasta las puertas de la muerte, es vibrante y conmovedora. Incombustiblemente optimista y realista en el tratamiento de sus personajes.
Este film nos hace ver la vida de la manera más positiva posible y muestra de una manera genial la importancia que tiene para tanta gente el que tu existas. Una película reconfortante, divertida y llena de vida donde la familia es el eje de la película.





Fuente: filmaffinity.com