martes, 2 de marzo de 2010

El impacto de los videojuegos en los niños


En el siguiente artículo podremos leer, mediante una pequeña aproximación y reflexión, los pros y contras de los videojuegos como parte del ocio infantil.

El impacto de los videojuegos en los niños

Desde hace varios años, los videojuegos ocupan gran parte del tiempo libre de nuestros hijos y su demanda es cada vez mayor. Puede sorprendernos que con seis años un niño pueda dominar una consola, pero en la mayoría de los hogares con menores de 14 años hay una videoconsola y cada vez son más atractivas y accesibles.
Los videojuegos se han desarrollado muchísimo, sobretodo en su calidad visual, pero también en su capacidad pedagógica. Actualmente muchos centros educativos utilizan videojuegos para enseñar ciertas materias y educar en valores. No obstante, la inquietud antes los videojuegos a menudo viene motivada por el desconocimiento de sus beneficios y/o perjuicios.
Por un lado, hay quien afirma que este tipo de entretenimiento puede provocar un aislamiento social, con lo cual los padres debemos prestar atención y comprobar que nuestros hijos no pierden el norte cuando están jugando, y que al proponerle otra actividad no dudan en dejar lo que están haciendo. Las voces en contra también alertan de los perjuicios de los videojuegos en la salud de sus consumidores. En este sentido, advierten del riesgo de sufrir ataques epilépticos. En respuesta, los fabricantes informan en el interior del producto que si un niño sufre epilepsia debe consultar con el especialista antes de jugar con el videojuego.
Por otro lado, las voces más favorables subrayan las excelencias del uso de los videojuegos e inciden en sus aspectos educativos, de superación y de adquisición de habilidades manuales.



Fuente: educared.net

1 comentario:

elizana dijo...

Hola!!
Me parece muy útil esta información. Estoy de acuerdo en que sus posibilidades a nivel pedagógico son muchas, eligiendo los juegos apropiados y racionando su uso. En nuestro caso, la consola se utiliza libremente el fin de semana, siempre y cuando se haya cumplido con una serie de obligaciones, como no descuidar la lectura ni las tareas escolares. Personalmente me gusta sugerirles que practiquen también con el ordenador, donde la posibilidad de encontrar juegos educativos adecuados a su edad es infinita. Los niños tienen 6 y 4 años.
Un saludo.