miércoles, 28 de abril de 2010

Mazinger Z


Los que fuisteis adolescentes a finales de los 70, seguro que os acordaréis de la mítica serie nipona de dibujos animados Mazinger Z.


El argumento de la serie

El Doctor Infierno y el Doctor Kabuto, en medio de una expedición arqueológica, encuentran en la Isla de Rodas restos de una gran civilización, capaz de construir robots gigantes con antiguas tecnologías enterradas después del azote de un terremoto en el Mar Egeo. El Dr. Hell cree que con robots de ese tipo podrá gobernar al mundo, y movido por su ambición de poder trata de convencer al Dr. Kabuto para que se una a él y juntos dominar el Mundo. El Dr. Kabuto no está de acuerdo y se convierte en enemigo mortal de su ex-colega.

Así pues, el Dr. Hell mata a todos los miembros de la expedición con ayuda de los mismas máquinas-robot lanzando fuego vivo de sus bocas, máquinas halladas en la isla, quemando vivos a todos los presentes mediante un control secretamente implantado en las máquinas robot durante su reconstrucción en la expedición, máquinas que defendieron siglos atrás a la extinta civilización Mykéne de los invasores de dicha civilización, pero afortunadamente el Dr. Kabuto cerca de la muerte, logra escapar y encuentra en la falda del monte Fujiyama un nuevo material, Japonium, que se supone es un nuevo elemento metálico de alta resistencia que soporta temperaturas de hasta 6000° C de punto de fusión, creando con él la aleación Z; con la cual construye al robot Mazinger Z, que utilizará para detener los planes del Dr. Hell.
El Doctor Infierno acechará constantemente con sus creaciones a la humanidad, pero ahí estará siempre Mazinger Z para enfrentarse a sus planes, cual caballero de la Edad Media.
A pesar de que el Dr. Hell fue un científico destacado, los conocimientos que poseía no se igualaban al de su colega japonés. De hecho, en la mitad de la serie se auxilió de un destacado Ingeniero en robótica de la misma nacionalidad que él, el alemán Dr. Hein Henrik, al cuál revivió como un cyborg. Tan notable fue este ingeniero alemán que, ante su soledad, el Dr. Hein Henrik creó una niña cyborg con sentimientos humanos a la que criaría como su propia hija, la misma que tendría un destino cruel en la serie.
Tal cuál como una guerra real en la que la evolución de los artefactos robóticos va marcando el guión a lo largo de la serie, Mazinger Z refleja la secuencia del desarrollo técnico de ambos bandos con armas bélicas cada vez más innovadoras, como el planeador Pilder, que originalmente se llamó Hover Pilder y cuando fue destruido cambiaron a uno más moderno basado en los aviones militares de Estados Unidos que hacen la función de helicóptero y avión a la vez. El nuevo Hover Pilder de turbinas y con mayor armamento al que llamaron Jet Pilder hizo su aparición cuando el Dr. Hell se apoyó en la tecnología de robot de los Mikenes. Estas máquinas se acoplan en la cabeza de Mazinger Z como control principal del robot.


Orígenes
De su serie de trabajos de manga, Nagai, (cerador del personaje), revela que su inspiración nació de niño, por su amor a las series animadas: Tetsuwan Atomu (Astroboy) y Tetsujin-28 Go (Gigantor), (Ironman 28 en México), y deseó hacer su propia serie de robots animada. Sin embargo, invirtió mucho tiempo en producir un concepto, que no pudo satisfacerlo, y que tomaba prestado mucho de esas dos series. Un día, Nagai observó un atasco de tráfico y se le ocurrió que de seguro sería fantástico para los conductores una manera para pasar por encima de los que estaban al frente. De este pensamiento vino su última inspiración: un robot gigante que podría ser controlado desde su interior, como si fuera un automóvil. En sus conceptos originales, el título para la serie era Energer Z, que era controlado por una motocicleta que accedía por la parte posterior de su cabeza (una idea que fue reciclada para la robot Diana A).



Fuente: wikipedia.org